9 Diciembre, 2020

La Dama del Sauce

Tiempo de lectura icon-watch-read 00:01:30

El equipo de arqueólogos de Cálidda descubrió la tumba de una mujer a la que bautizó con el nombre de ‘Wayaw, la Dama de El Sauce’. Su rostro, fue reconstruido en 3D mediante un proceso científico que incluye la reconstrucción minuciosa de cada músculo y marcadores de espesor facial. Acompáñennos a conocer su historia.

Durante los trabajos de instalación de tuberías para red de ductos de Gas Natural, el equipo de arqueólogos de Cálidda halló la tumba de una mujer que vivió hace más de 600 años en la quebrada del Lurigancho, ubicado en lo que hoy se conoce como el distrito de San Juan de Lurigancho, uno de los distritos más poblados del Perú.

El entierro de esta mujer fue encontrado y excavado a mediados del 2018 en la zona conocida como El Sauce, en coordinación con el Ministerio de Cultura (Mincul) y la comunidad. Según los especialistas, la mujer -bautizada como ‘Wayaw, la Dama de El Sauce’- vivió en esta zona en tiempos del curacazgo de los Ruricancho, cuando este se encontraba bajo el control administrativo del imperio Inca.

“El cuerpo encontrado en la tumba excavada pertenecía a la de una mujer joven, quizás de unos veinte años. Una mujer con una altura promedio de 1.48 metros, una estatura alta para su época”, afirmó María del Carmen Vega, bioarqueóloga del equipo externo de especialistas encargado del análisis de este hallazgo.

Su tumba apareció debajo de la pista de la zona. Una hilera de rocas dibujaba el contorno de una cámara funeraria bien elaborada, que se extendía a más de un metro de profundidad de la superficie. En las paredes de la cámara funeraria, rodeando el fardo funerario de Wayaw, se hallaron hojas de diversas plantas.

Asimismo, en el sello de la tumba, se encontró una vasija fragmentada con la representación de un loro. Y al interior de la tumba reposaba el cuerpo flexionado y envuelto en paños de textiles, a modo de fardo funerario. Junto al fardo y cuidadosamente acomodado se encontraron dos ollas de cerámica y un cuenco de calabaza.

En el laboratorio de Cálidda, al intervenir el fardo, también se hallaron textiles, prendedores de plata y un brazalete de Spondylus. Estos objetos, poco comunes, demostrarían el prestigio de la persona enterrada. Un pequeño bolso con ovillos de hilo confirmaría que la labor de esta dama era el tejido.

“En Cálidda siempre hemos desarrollado diferentes estrategias para dar a conocer la historia que nos cuenta la evidencia arqueológica que encontramos debajo de las pistas y veredas de la ciudad, cómo parte del compromiso que tenemos con la comunidad. Hemos asumido el genuino compromiso de cuidar lo nuestro y ponerlo en valor trabajando siempre con conciencia social” Luciana Caravedo Farro, Directora de Sostenibilidad y Reputación de Cálidda.

La reconstrucción del rostro de Wayaw

Tras el hallazgo de los restos, los investigadores de Cálidda dieron el siguiente paso y, con innovadoras técnicas y tecnología de vanguardia, reconstruyeron digitalmente en 3D el rostro ‘La Dama de El Sauce’. “Mediante el uso de herramientas digitales e indicadores biométricos, nos hemos aproximado con mucha certeza científica a cómo debió lucir la fisonomía de una mujer que falleció hace más de 600 años. Este rostro nos enseña a conocer nuestro pasado para valorar su herencia en el presente”, indicó Pablo Aparicio, especialista en reconstrucción facial y fundador de PAR – Arqueología y Patrimonio Virtual (España).

El hallazgo, así como los trabajos de excavación, análisis, investigación, y puesta en valor forman parte de la política de Cálidda de respeto y protección del patrimonio cultural del Perú. A lo largo de nuestro trabajo, hemos realizado una serie de hallazgos, los cuales han sido cuidadosamente excavados en coordinación con el Ministerio de Cultura.

“Es la primera vez que se desarrolla en Lima un proyecto multidisciplinario para darle rostro a una mujer que vivió hace más de 600 años en Lima. Una mujer que no formó parte de la élite. Wayaw fue una mujer del pueblo, cómo todos nosotros, y la rica información arqueológica que nos brindan los hallazgos encontrados con su entierro, nos permite generar lazos con el pasado de la gente de a pie, de los vecinos de San Juan de Luriganchos, de los limeños. La labor artesanal del tejido que desarrolló la Dama de El Sauce, la convierte en una conexión con nuestro presente, a través de las tradiciones vivas de nuestras comunidades”, menciona la arqueóloga y líder del área de Patrimonio Arqueológico, Cecilia Camargo.  

Notas recomendadas

Notice image

Creatividad: ¡manos a la olla!

Las mujeres líderes de los comedores populares demuestran todo su talento y creatividad

Leer más

Notice image

El legado arqueológico de SJL

Nuestro equipo de arqueólogos realizó un impresionante hallazgo en el distrito que inspira a la comunidad.

Leer más

Notice image

Gran Museo Cálidda

Una web que reconstruye la historia de Lima y es para toda la familia

Leer más

icon-message-newsletter

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente informado con nuestras notas

    icon-arrow-to-top