5 Agosto, 2021

Camiones de última milla a GNV

Tiempo de lectura icon-watch-read 00:02:00

En el Perú, a raíz de la pandemia del COVID19, el comercio electrónico y la alta demanda de bienes y servicios ha generado una mayor exigencia al momento de realizar entregas de última milla. Esto ha significado un cambio en el paradigma de muchas empresas y emprendimientos. El Gas Natural Vehicular (GNV) optimiza costos de combustible en empresas de carga liviana con el fin de  generar un eficiente modelo de desarrollo logístico para comercios que buscan modernizar sus cadenas de abastecimiento.

Son pasadas las 11 de la noche y Rosario, dueña de un negocio unipersonal de bisutería, se encuentra en su laptop tratando de armar la ruta de entrega que realizará al día siguiente en el auto familiar. Es el mejor momento desde que inició su emprendimiento y, a pesar de tratarse de una cantidad relativamente pequeña de pedidos, deberá recorrer cerca de 60 kilómetros por varios distritos de Lima para cumplir con la promesa de despacho en 24 horas.

Don Anselmo, el padre de Rosario, es quien se encarga de conducir. Jubilado hace unos años, está contento de apoyar a su hija; sin embargo, le preocupa que los costos del combustible impacten negativamente en las utilidades del emprendimiento. Con su conocimiento sobre las rutas y calles de la capital, trata de optimizar los recorridos para estirar lo más posible el rendimiento de la gasolina, pero tanto él como Rosario saben que existe un límite.

El negocio de Rosario se encuentra dentro de los cerca de 49.000 emprendimientos personales que registra el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) desde inicios del 2020 hasta marzo del presente año. La mayoría de estas pequeñas empresas ofrecen el servicio de entregas a domicilio dentro de su propuesta comercial para mantenerse competitivos en medio de una pandemia con escenario aún incierto.

Hay dos aspectos a los que todas las empresas están prestando especial atención al momento de crear procesos más eficientes para la última milla: el primero, es el factor ahorro; y el segundo, es el costo ambiental que significa el abrupto aumento del servicio de entregas en todo el país y particularmente en Lima.

Sin duda, las empresas buscan constantemente la manera de optimizar recursos. El uso de nuevas tecnologías para el despacho ha permitido que se creen rutas que acorten tiempos de desplazamientos, que ahorren combustible y mejoren los tiempos de entrega. Pero existe un recurso que cuenta con un potencial extraordinario para convertir la etapa de la última milla en una de las fases estrella de la cadena de suministro: el Gas Natural Vehicular (GNV).

Es en este contexto que hemos sumado esfuerzos con la marca automotriz rusa GAZ que ha producido más de 18 millones de vehículos de 350 modelos; y el taller autorizado GM Conversiones, que cuenta con 10 años experiencia en conversiones a GNV; en ese sentido, hemos lanzado al mercado camiones de última milla convertidos a Gas Natural Vehicular. Estos vehículos cuentan con potentes beneficios, como un extraordinario ahorro de más de 50% en comparación al diésel, una carga útil de 1.5 toneladas, y además, contribuye a la sostenibilidad en el transporte ya que el GNV es el combustible fósil más limpio del mercado. Adicionalmente, el costo del vehículo es desde USD 20,000, posicionándose con un precio competitivo en el segmento.

Cabe resaltar que con el ahorro por utilizar GNV en una flota de 10 unidades, permite ampliar la flota con 2 camiones de última milla por año.

Una experiencia muy positiva fue el recorrido Lima a San Mateo que realizó un vehículo de carga ligera bajo el soporte de Cálidda. La performance a más 3140 metros sobre el nivel del mar demostró que el GNV es una alternativa eficaz para todo tipo de trayecto en la geografía nacional.

El trayecto constó de 98.2 km de ida y 101.3 km de vuelta, dando un total de 199.5 km de recorrido total con la reducida cifra de 48 soles de consumo de GNV. Así es, estamos hablando de casi 200 km de autonomía con menos de 50 soles en gasto de combustible para una ruta semejante a la de cualquier otro recorrido por las alturas de nuestro país.

Los vehículos convertidos a GNV rompen de manera rotunda con el mito de los motores con menor tiempo de vida si funcionan con combustibles alternativos a los convencionales (petróleo, gasolina o diésel). Es el tipo de instalaciones y los componentes adecuados para el funcionamiento con gas natural lo que marcan un exitoso rendimiento vehicular, atributos que esta alianza empresarial cumple con creces.

En este momento en Lima y Callao contamos con más de 280 estaciones de servicio con la capacidad de satisfacer una creciente demanda de GNV.

Todas estas características mencionadas significan beneficios económicos instantáneos para las grandes marcas posicionadas a nivel nacional y al mismo tiempo ofrecen una oportunidad para emprendimientos como los de Rosario, que verán un impacto positivo directamente en las utilidades de sus productos. Sumado al hecho de convertirse en actores de cambio frente a la situación ambiental de Lima, considerada dentro de las siete ciudades más contaminadas de América Latina según Airvisual y Greenpeace.

En un escenario como este, cuando hablamos de una metrópolis con una antigüedad promedio de 15 años en su parque automotor, más la necesidad de ahorro debido a la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19, todos los negocios que aprovechen las oportunidades que trae el GNV estarán un paso adelante respecto a sus competidores y dos pasos adelante en dirección a la ecosostenibilidad.

El compromiso de Cálidda es precisamente aportar en la economía y desarrollo de las familias y empresas peruanas, junto con la mejora sostenible del medio ambiente que impacta de manera directa en la salud de los ciudadanos. José Saco, subgerente de Movilidad de Cálidda, nos comenta respecto a los cambios generados en el transporte de mercancías en la actualidad:

“El e-commerce ha experimentado un crecimiento exponencial, debido a la situación que vivimos a nivel mundial a consecuencia de la pandemia. En una situación prepandemia, comprar online y recibir un paquete en 24 horas era inusual, sin embargo, hoy muchas personas reciben un envío diario en el país. Y, es por eso, que este flujo de paquetes tiene un elevado coste medioambiental a raíz del material necesario. (plásticos, cartón, bolsas, entre otros). Por ello, son muchos los que están planteando alternativas para convertir la última milla en un transporte más eficiente y hoy en día nuestra mejor alternativa es el Gas Natural para una movilidad inteligente.”

 Es debido a los factores mencionados, tanto económicos como ambientales, es que se hace muy relevante la masificación de Gas Natural al tratarse de uno de los recursos con mayor índice de costo/beneficio frente al resto de alternativas. En este punto es donde nuestro trabajo junto a la marca automotriz rusa GAZ y el taller autorizado GM Conversiones se hace más relevante: se tratan de los primeros eslabones de una cadena de desarrollo que mira hacia el futuro.

Notas recomendadas

Notice image

Alameda del Rímac

El megaproyecto ecoamigable que albergará más de 5 mil viviendas

Leer más

Notice image

Recibimos préstamo sostenible

BBVA y Cálidda firmaron un acuerdo de financiación a través de un préstamo sostenible por USD 80 millones.

Leer más

Notice image

Centro de Control en Lurín

Desde este espacio monitoreamos las 24 horas y 365 días del año la seguridad de nuestro sistema de distribución.

Leer más

icon-message-newsletter

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente informado con nuestras notas

    icon-arrow-to-top