10 Diciembre, 2021

El transporte sostenible del Grupo Polo

Tiempo de lectura icon-watch-read 00:02:00

El Grupo Polo es una empresa pionera en el transporte urbano de pasajeros en Lima y Callao. Actualmente lideran 2 concesionarios de los corredores del sistema integrado de transporte de Lima; y 3 empresas de transporte, con una flota superior a 600 buses.

En el 2012, iniciaron el proceso de cambio de matriz energética de diésel a GNV y a la fecha tienen 300 vehículos propulsados con esta energía ecoamigable. Gracias a su buena experiencia y grandes resultados alcanzados, convertirán 114 motores nuevos, teniendo como proyección que en el 2024 toda su flota será 100% GNV.

El Grupo Polo es una de las empresas que mayor compromiso demuestra con la mejora del transporte en nuestro país, teniendo como propósito la implementación de tecnología moderna para un servicio de transporte de alta calidad, así como una conciencia plena sobre su responsabilidad con el ambiente. Sin lugar a duda, el Grupo Polo se encuentra bien encaminado en su búsqueda de ser un referente en la movilidad urbana sostenible del Perú.

En su propósito de renovación con visión sostenible, el Grupo Polo recurrió al “Programa Ahorro GNV”, herramienta del Ministerio de Energía y Minas -que a través del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE)- otorga financiamiento sin intereses, lo cual ayudará a la empresa a implementar 114 nuevos motores a GNV para reemplazar aquellos que aún funcionan con diésel.

“Para finales del 2022 contaremos con 414 buses a GNV y el 2024 finalizaremos nuestro cambio de matriz energética, es decir, tendremos el 100% de nuestra flota operando con energías limpias”, resalta Polo Pérez, presidente del Grupo Polo.

El compromiso del Grupo Polo de elegir GNV y cambiar al 100% su matriz energética para el 2024 forma parte de sus objetivos de cuidado del ambiente y el cuidado de la salud de todos los ciudadanos, ya que al usar energías limpias contribuyen a que todos respiremos un aire más limpio. Asimismo, el consumo de GNV representa una mejora significativa en la calidad del aire y por lo tanto una reducción de las enfermedades respiratorias en la población de influencia.

Además, otro beneficio del cambio de su matriz energética es el impacto económico y competitividad que representa el consumo de un combustible de producción local.

“Por ejemplo el día de hoy, un bus que opera con diésel, en su ruta habitual, genera un coste de S/ 400 diarios. Con la renovación de la flota, un bus que funciona con Gas Natural Vehicular gasta alrededor de S/ 200 por día”, señala Polo Pérez, presidente del Grupo Polo. Estamos hablando de un ahorro aproximado de 50% para una operación tan importante y necesaria como lo es el transporte de pasajeros.

La estabilidad del precio del Gas Natural les permite una cómoda proyección de sus flujos de caja, debido a que elimina por completo la incertidumbre ocasionada por la volatilidad de otros combustibles tradicionales en un contexto internacional oscilante. La vigencia asegurada por 27 años del GNV genera seguridad y convencimiento respecto a la decisión tomada del cambio de su matriz energética.

En la actualidad, el Grupo Polo participa en los consorcios que operan en los corredores rojo y amarillo del Sistema Integrado de Transporte. Ambas flotas de buses cuentan con una estación interna de GNV en el patio donde se guardan cuando finalizan su jornada. Esto significa una reducción de sus costos operativos gracias a la eliminación de intermediarios en el abastecimiento. La inversión cercana al millón de dólares por cada estación de servicio demuestra el compromiso con la innovación de la empresa.

 Desmitificando mitos del GNV

Uno de los mitos relacionados al uso del GNV que el Grupo Polo echa por tierra es la dificultad del mantenimiento y el rendimiento de los vehículos.  

Por otro lado, la autonomía de los buses a GNV es comprobadamente semejante a la de los vehículos que funcionan con combustibles tradicionales, por eso en la aritmética del rendimiento y los costos comparados, el Gas Natural siempre resulta más conveniente. En esta ecuación, vale la pena destacar el papel que cumple MODASA, empresa peruana con 44 años de experiencia en el sector y que cuenta con un taller autorizado para realizar la conversión de vehículos pesados de diésel a GNV.

MODASA posee la capacidad técnica para realizar conversiones seguras, que pasan por un exhaustivo control de calidad y que son registradas formalmente en Registros Públicos. A través de esta empresa y gracias al “Programa Ahorro GNV” del FISE mencionado líneas arriba, es que es posible la conversión de las nuevas unidades a Gas Natural Vehicular que el Grupo Polo planea poner en circulación como parte de su estrategia de cambio de matriz energética al 2024.

Las ventajas del uso de GNV en el sector vehicular son cada vez más evidentes para los actores principales del rubro. El Grupo Polo va a la vanguardia de una renovación más que esperada en el sistema público de transporte que, además de entregar un servicio de calidad a los pasajeros, se ocupa del cuidado del ambiente en un momento en el que más se requiere un enfoque sostenible para las operaciones del sector transporte.

Notas recomendadas

Notice image

Innovación digital en SST

Gracias al talento de Renato Cisneros, hemos innovado digitalmente en SST.

Leer más

Notice image

El Corredor Rojo de Lima

Empresa que pronto tendrá su propia estación de GNV

Leer más

Notice image

¡Somos un gran equipo!

José y Cálidda han crecido juntos, Conoce aquí su testimonio.

Leer más

icon-message-newsletter

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente informado con nuestras notas

    icon-arrow-to-top