10 Marzo, 2021

El legado arqueológico de SJL

Tiempo de lectura icon-watch-read 00:02:00

Te invitamos a conocer el rostro reconstruido de esta mujer que vivió hace más de 500 años en lo que fue el Sitio Arqueológico de El Sauce, en San Juan de Lurigancho. Según los especialistas, la mujer vivió en esta zona en tiempos del curacazgo de los Ruricancho, cuando ejercía el poder el imperio Inca.

El distrito de San Juan de Lurigancho cuenta con un millón de habitantes y es el distrito más poblado de Lima y del Perú, fue construido y habitado casi en su totalidad por inmigrantes que llegaron a la capital en busca de un futuro mejor. Estas características lo convierten en un distrito culturalmente diverso, lleno de costumbres y tradiciones, que dan paso a una multiculturalidad maravillosa que los une y llena de orgullo.

El distrito de San Juan de Lurigancho también alberga un legado arqueológico milenario, si bien es cierto muchos sitios arqueológicos han desaparecido por el avasallador avance urbano, mucho otros aún se conservan como: Los campos de geoglifos de Canto Grande, Mangomarca, Canto Chico, la Fortaleza de Campoy y El Sauce. Estos sitios arqueológicos demuestran una ocupación de larga data y la capacidad del hombre para acondicionar su ambiente, y generar espacios productivos desde épocas prehispánicas.

En el 2018 en el Asentamiento Humano El Sauce II, los arqueólogos de Cálidda hallaron la tumba de una mujer que vivió hace más de 500 años en lo que fue el Sitio Arqueológico de El Sauce. El entierro de esta mujer fue encontrado y excavado en coordinación con el Ministerio de Cultura (Mincul) y los vecinos de la zona. Según los especialistas, la mujer -bautizada como ‘Wayaw, la Dama de El Sauce’– vivió en esta zona en tiempos del curacazgo de los Ruricancho, etnias que ocupaban la quebrada de Lurigancho, cuando este se encontraba bajo el control administrativo del imperio Inca.

Al intervenir el fardo funerario, se hallaron textiles, prendedores de plata y un brazalete de cuentas de Spondylus, concha marina proveniente de mares ecuatoriales. “Estos objetos, poco comunes, demostrarían el prestigio de la persona enterrada. Un pequeño bolso con ovillos de hilo de algodón confirmaría que la labor de la dama era el tejido”, refirió el arqueólogo Jesus Bahamonde, arqueólogo del Área de Patrimonio Arqueológico de Cálidda.

Pero, ¿cómo era el rostro de está enigmática mujer? ¿Cómo eran sus ropas, sus tejidos? Cálidda mediante un riguroso análisis bioarqueológico y la aplicación de tecnología de última generación logró realizar la primera reconstrucción facial de Wayaw. De esta manera, nuestra Dama del Sauce, se convierte en la protagonista de su historia y nos cuenta su dedicada labor del tejido, tradición que aún hoy se conserva en las manos de algunos vecinos y vecinas de San Juan de Lurigancho.

Wayaw, ha permitido que los vecinos de San Juan de Lurigancho conozcan más detalles sobre su pasado y encontrar aún esos hilos que conectan con sus tradiciones y herencias culturales.

“Poder ver la cara de una mujer que vivió hace tanto tiempo y conocer su historia nos llena de orgullo y felicidad. Además, conocer que fue una tejedora y ver todo lo que llevaba es una maravilla, nos hace sentir orgullosos de nuestro distrito” menciona un vecino de la zona al ver el rostro de Wayaw.

“Wayaw fue una mujer del pueblo, y la rica información arqueológica que nos brindan los hallazgos encontrados con su entierro, nos permite generar lazos con el pasado de la gente de a pie, de los vecinos de San Juan de Luriganchos, de los limeños” menciona la Arqueóloga de Cálidda , Cecilia Camargo.

El hallazgo de Wayaw y posterior presentación a la comunidad ha sido un trabajo conjunto realizado entre Cálidda y La Municipalidad de San Juan de Lurigancho, cuyo compromiso ha sido vital. A todo esto, se suma el esfuerzo de jóvenes y organizaciones culturales quienes con su arte han sabido mostrar el orgullo que sienten por su identidad e historia.

Por ejemplo:

Jeanklo Soler Obregón, artista urbano quien en el 5to concurso de muralización “Todas las Sangres” en la Línea 1 del Metropolitano dejó plasmado a Wayaw, Dama del Sauce y hoy es visto por miles de personas que transitan a diario por la Av. Próceres de la Independencia.

Giancarlos Seminario Llerena artista y emprendedor quien ha lanzado recientemente una colección de ropa llamada Orgullo Lurigancho en la representa en polos a Wayaw como una muestra de orgullo hacia su historia, poniendo en valor de manera moderna y audaz el legado histórico de la Dama Del Sauce  

Y por supuesto Anely Mapa una talentosa activista cultural de San Juan de Lurigancho quien da vida a Wayaw en los reportajes y documentales, lo cual nos demuestra ese orgullo por nuestra herencia milenaria.

Además, la Comunidad del A.H Santa Rosa del Sauce quienes presentaron al Ministerio de Cultural un proyecto que busca el reconocimiento de Wayaw como la “Dama del Bicentenario” por su aporte a la cultura del distrito.

Estas acciones no son solo la apropiación social de un hallazgo arqueológico, es el resultado de un sentimiento de pertenencia, de orgullo sobre su rica herencia cultural, estas acciones son parte de una generación decidida a cuidar y amar su identidad.

En Cálidda estamos convencidos que esta es la forma sostenible en la que empresas públicas y privadas asumen su compromiso de cuidar y velar por el patrimonio arqueológico, devolviéndole a la comunidad su historia y generando impactos positivos que puedan reafirmar su identidad.

Si quieren saber más de estos maravillosos artistas pueden ingresar a sus perfiles en redes sociales:

Jeanklo Soler Obregón – Artista y Muralista
Giancarlos Seminario Llerena
Anely Mapa

 

Notas recomendadas

Notice image

Reporte de Sostenibilidad 2020

Con mucho orgullo compartimos los resultados obtenidos gracias al esfuerzo y energía de nuestro equipo,

Leer más

Notice image

La Dama del Sauce

Descubre el rostro e historia de una mujer que vivió hace 600 años durante el Imperio Incaico.

Leer más

Notice image

Medición de huella de carbono

Arturo Caballero, Gerente General de A2G, resalta la importancia de medir la huella de carbono.

Leer más

icon-message-newsletter

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente informado con nuestras notas

    icon-arrow-to-top