29 Septiembre, 2022

El uso de Gas Natural en la clínica San Pablo

Tiempo de lectura icon-watch-read 00:01:30

En un esfuerzo por mejorar la calidad de sus servicios y operaciones, la clínica San Pablo ha transformado su matriz energética. Además de contribuir a que todos respiremos un aire más limpio, la clínica tiene la posibilidad de brindar más y mejores servicios, gracias al ahorro que el uso del Gas Natural genera.  

El Gas Natural es una fuente confiable de energía que genera cuantiosos ahorros y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) por parte de las instituciones de salud integradas a nuestra red de abastecimiento. Este es el caso de la Clínica San Pablo, que desde noviembre del 2021, transformó su matriz energética en un esfuerzo por mejorar la calidad de sus servicios y operaciones en beneficio de sus pacientes.

Acreditada por la Joint Commission International, organización sin fines de lucro que supervisa estándares de calidad en atención a pacientes y servicios de salud, la Clínica San Pablo es la red privada de salud más grande del país. Su primera sede, en Santiago de Surco, cumplió hace poco 31 años de funcionamiento, a la que se suman sedes en Lima Sur, Lima Norte y provincias.

“Hace seis años, la primera sede que tuvo Gas Natural fue la que está en la Av. La Marina, en San Miguel. Debido a la buena experiencia y grandes beneficios, decidimos que nuestra sede principal, ubicada en Santiago de Surco, también se conecte a esta energía”, resalta Javier Ríos, gerente de administración de la Clínica San Pablo. 

“El Gas Natural se usa en la generación de agua caliente para nuestros servicios de hospitalización y emergencias; también en la esterilización de los materiales e implementos quirúrgicos dedicados a las cirugías. Además, está presente en las cocinas para la preparación de las dietas para los pacientes y la alimentación del personal”.

Javier Ríos nos señala que se reemplazó el uso de GLP, así como también se compensó el consumo de electricidad con la integración de la sede Surco a la red de Gas Natural. “El beneficio que resaltamos es la economía. Teníamos termas eléctricas para la generación de agua caliente y el consumo era bastante fuerte. El GLP lo usábamos para la cocina, en nuestra área de dietas. Teníamos un tanque de GLP que necesitaba una recarga cada cierto tiempo, y eso requería una logística que no optimizaba nuestros tiempos”.

La administración de la Clínica San Pablo calcula un ahorro de S/ 150,000 anuales que puede incrementarse en la medida que se incremente el uso del Gas Natural. En ese sentido, tienen proyectado implementar más servicios que puedan usar la energía continua y segura del Gas Natural. En los períodos mensuales, estiman ahorros en el rango de 40% y 50% por reemplazar tus anteriores fuentes de energía.

Gas Natural en hospitales

“Manejar el tema del GLP representaba mayor riesgo. Teníamos que hacer la recarga de un producto mucho más inflamable. También nos hemos visto en problemas cuando los anteriores proveedores no llegaban a tiempo y nos generaban contratiempos en nuestra operación”, nos comenta Javier Ríos al consultarle sobre los principales beneficios de contar con el servicio de Gas Natural en sus instalaciones.

En ese mismo sentido, Javier nos indica que pronto presentará un proyecto para implementar en las instalaciones de la sede matriz de la Clínica San Pablo un sistema de aire acondicionado a Gas Natural: “Se trata de una aplicación del recurso que me parece bastante interesante”.

Con todos los beneficios mencionados anteriormente, el siguiente paso es conectar al Gas Natural a la Clínica Jesús del Norte, ubicada en el distrito de Los Olivos, parte de la red de salud de la Clínica San Pablo. De esta manera, se unirá a las 14 instituciones de salud que actualmente ahorran hasta S/ 7 millones gracias a la energía económica, eficiente y segura de todos los peruanos.

En la actualidad, son estas mismas instituciones de salud las que evitan la emisión de 2 mil toneladas de Gases de Efecto Invernadero al año. Esto equivale a la captura de 167 mil árboles de CO2 al año. Así mismo, el consumo conjunto de Gas Natural entre los centros de salud enumerados, han evitado hasta el año 2021 más de 1 ‘700,000 casos de morbilidad y 4,552 muertes prematuras relacionadas a enfermedades respiratorias.

Por último, el potencial de ahorro, factor primordial para asegurar servicios de calidad para los clientes y pacientes de los centros de salud, sumando a las instituciones de las fuerzas armadas, se proyecta por sobre los S/ 22 millones anuales a través del consumo de Gas Natural. Por eso es importante para nosotros que más instituciones como la Clínica San Pablo se sigan sumando a nuestra red de abastecimiento, pues esto genera bienestar y desarrollo para más peruanos.

Notas recomendadas

Notice image

El Gas Natural como aliado de la gastronomía tailandesa

Bangkok Thai Restaurant es un restaurante tailandés que ahorra y progresa gracias al uso del Gas Natural.

Leer más

Notice image

Familia Cálidda

Impulsamos una serie de beneficios para retribuir el compromiso y desempeño superior de nuestro equipo.

Leer más

Notice image

El Corredor Rojo de Lima

Empresa que pronto tendrá su propia estación de GNV

Leer más

icon-message-newsletter

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente informado con nuestras notas

    icon-arrow-to-top